En colaboración con :

¿Quiénes somos?

La Academia Gastronómica de Málaga está considerada como la más antigua de España. Fundada el 11 de noviembre de 1977 con el objetivo de poner en valor la cocina tradicional andaluza y promover un turismo de calidad, a lo largo de estos años ha sabido mantener su esencia y sus fines:  

a) Investigar, instaurar, defender y propagar la gastronomía de Málaga y de Andalucía.

b) Propagar, proteger e impulsar la docencia en las Escuelas de Hostelería y establecimientos afines.

c) Defender el legado cultural-gastronómico malagueño y andaluz.

d) Impulsar seminarios, conferencias y debates.

e) Difundir de manera local, regional, nacional e internacionalmente nuestra gastronomía.

f) Impulsar y propagar la gastronomía fruto de los cultivos malagueños y andaluces, tropicales y subtropicales.

g) Defender y promocionar los productos agroalimentarios, ganaderos y pesqueros autóctonos de Málaga, así como las denominaciones de origen y vinos de nuestra provincia.

h) Cooperar en todo momento con las instituciones públicas y privadas que promocionan y practican la ciencia y enseñanza gastronómica dentro de la provincia.

Historia

La Academia Gastronómica de Málaga se constituye oficialmente el 11 de noviembre de 1977.

La institución fue fundada por Sebastián Souvirón -que se convertiría en el primer Presidente de su historia-, Salvador Buendía, Enrique Laza, José Manuel López Peña, Enrique Mapelli y Antonio García del Valle.

José Manuel López Peña, Alfonso Canales, Enrique Mapelli, Antonio García del Valle, José Luis Barrionuevo, Marqués de Nájera, Juan Alberola, Salvador Buendía, Rafael Hidalgo, Angel Caffarena, Enrique Laza, Juan Mackinlay Leiceaga y María Antonia Ojeda se convirtieron en los primeros Académicos de su historia.

El 23 de noviembre de 1977 se celebró en el ‘Ventorrillo de la Perra’ el primer almuerzo fundacional de la Academia Gastronómica de Málaga. En aquel histórico menú no faltaron las chacinas de la serranía rondeña; la porra antequerana, con tomates que habían llegado de los llanos de Zafarraya; el paté de higadillos, con un toque de alcaparras de la Vega, mientras el conejo de campo de las llanuras de Humilladero, Mollina y Fuentepiedra humeaba en una perola de barro, con olor a romero, ajo morado de la vega granadina y el laurel que había llegado del Genal rondeño. De postre, esos primeros académicos saborearon el bienmesabe y un queso de cabra de Casabermeja, curado, que despertaba los sabores del vino de Málaga, de las bodegas López Hermanos.

Aquella primera comida inició un rico camino que aún hoy se recorre para defender y promover nuestra cocina y nuestras tradicionales costumbres alrededor de los fogones.

 

Buena comida, buena conversación y excelente amistad

Al año siguiente, en 1978, el académico, escritor y poeta Alfonso Canales remitió al presidente, Sebastián Souvirón, la lista de “patronos” para los sillones de la Academia Gastronómica de Málaga. Desde entonces, cada Miembro Numerario ocupa el Sillón designado con un nombre de un Personaje de la Historia de la Gastronomía, por ejemplo: Al Bagdadi, Brillat- Savarin, Carême, Escoffier, Scappi, Paul Schiff, Arzak, etc.

Durante sus años de presidencia, Sebastián Souvirón elevó la Academia Gastronómica de Málaga al reconocimiento de la hostelería y de la restauración, momentos de gran auge en la Costa del Sol.

En el año 1983 se nombró como nuevo Presidente de la Academia a José Luis Barrionuevo. Gran dominador de la palabra y de la historia, hacía de las comidas un arte donde se escenificaban grandes momentos.  A partir del año 1988 toma las riendas Manuel Ortiz-Tallo, presidente de la Cámara de Comercio y notable gourmet. Cánovas del Castillo tomaría el relevo desde el año 1999 al 2001, a quien más  tarde sustituye Antonio Espinosa, pionero de las agencias de viajes, desde el año 2002 hasta el 2006.

El relevo, por tristes circunstancias, lo asumió Antonio García del Valle, otro reconocido profesional del sector de viajes, desde el año 2007 hasta el mes de marzo del año 2010. Por voluntad propia dejó la presidencia, cediendo las artes de la cocina al director de hotel, Enrique Cibantos, quien mantuvo y fortaleció la filosofía iniciática de la Academia de Gastronomía de Málaga.

Desde el año 2017 el empresario Manuel Tornay está al frente de la presidencia de la Academia. La transformación digital de la institución al siglo XXI, con la oportunidad que ofrecen las nuevas tecnologías y las redes sociales, junto al reto que está suponiendo para la gastronomía y la hostelería la actual pandemia sanitaria que atravesamos, son los mayores desafíos de la etapa actual.

A lo largo de estos años, la institución ha estado siempre presente en los foros gastronómicos que se han celebrado en nuestra provincia de Málaga, en Andalucía y en España, promoviendo la cocina andaluza con el máximo prestigio y dignidad, siempre pensando en la captación de un turismo de calidad, en el que se basa gran parte de la economía de nuestra tierra.

Entre las actividades que organiza la academia, y que son ya cita obligada para los medios de comunicación especializados y profesionales del sector, se encuentran los premios que cada año reconocen el esfuerzo y talento de restauradores, chefs y hosteleros, las conferencias y formaciones en colaboración con la Universidad de Málaga, junto a los almuerzos que cada mes reúnen a sus académicos alrededor de una buena mesa. Una Academia que vive por y para la gastronomía que garantiza un prometedor y brillante futuro.

Los Fundadores

Artículos relacionados

Historia 2

Maecenas est lectus, consectetur non massa vel, dignissim varius leo. Duis eleifend arcu eu suscipit facilisis.

Leer más »

Historia 1

Maecenas est lectus, consectetur non massa vel, dignissim varius leo. Duis eleifend arcu eu suscipit facilisis.

Leer más »