Antonio García del Valle Gómez

Antonio García del Valle es uno de los fundadores de la Academia Gastronómica de Málaga, institución que también presidió desde el año 2006 al 2010.

En 1955 comenzó a trabajar en Madrid con Federico Paternina, Bodegas de Rioja, hasta el año 1961 que comenzó su periplo en el sector turístico en el Hotel Los Álamos, en 1964 en Hoteles del Sol (Hotel Las Mercedes – Hotel Delfín)

Fue Miembro de la Chaine des Rôtisseurs, Costa del Sol. 1970 – 1977, entidad que dejó para fundar, con un grupo de la Chaine des Rôtisseurs, la Academia Gastronómica de Málaga en 1978, y en donde sigue estando presente a día de hoy.

Antonio García del Valle posee amplia experiencia en el mundo de los hoteles y es uno de los fundadores de la Academia Gastronómica de Málaga, institución que también presidió desde el año 2006 al 2010.

 

Su historia de amor con la gastronomía comenzó en…

Madrid, con Federico Paternina, visitaba hoteles y restaurantes para ver a los clientes. Me ocupé de en una época de las comisiones a los maitres y esa relación fue el motivo de mi traslado a Málaga para abrir el Hotel Los Alamos, se hicieron cargo de su explotación un maitre del Hotel Palace y un Jefe de Cocina del Hotel Ritz.

Su plato o comida favorita

El origen riojano de la familia y el mío madrileño me inclinan a la cuchara. Me crie a base de Judías Pintas con chorizo y Banda Azul ó el Cocido Madrileño.

Su restaurante de cabecera en Málaga

María y El Cabra

Un cocinero con el que le encantaría compartir fogones y por qué

He tratado con muchos, pero soy negado para la cocina. De pequeño mi madre nos echaba a los varones de la cocina con una zapatilla.

Pertenecer a la Academia Gastronómica de Málaga ha supuesto en su vida…

Una Alegría, una Responsabilidad y 45 años con magníficas comidas y verdaderos amigos.

La gastronomía malagueña es…

Una “Especial Gastronomía” diferente a las demás por su clima, su mar y sus productos.

¿Cuál cree es que es el reto pendiente de la cocina y el sector en nuestra provincia?

La cocina moderna está moviéndose constantemente, habría que aminorar la velocidad e ir pensando en aparcar con nuestros productos y nuestros “platos” de siempre. Desde que llegué a Málaga todos nuestros visitantes piden productos de Málaga.

Y, a título personal, un sueño (gastronómico) que le quede por cumplir…

Con 88 años, ya soñé y lo conseguí. Viviendo en Torremolinos me llamaban “Fino Coquinero”, era un experto en los 60’, ahora es más difícil.

Más académicos