Luis de la Maza

Nacido en Granada en diciembre de 1945, ha vivido en Cantabria y en Madrid, donde estudió la carrera de Ingeniero Agrónomo y, comenzó a trabajar en empresas de ingeniería haciendo estudios y proyectos por varias provincias españolas, hasta que se trasladó a Málaga

En 1984 fue nombrado presidente de la Caja Rural de Málaga, puesto que ejerció hasta la fusión de las cajas rurales de Almería y Málaga, dando lugar a la entidad Cajamar, de dicha entidad fue Copresidente y Consejero Delegado de Málaga.

En 1985 fue nombrado Presidente del Consejo Regulador de la denominación de origen de los vinos de Málaga. También ha sido miembro del Consejo Social de la UMA, Presidente de RGA compañía de seguros de las Cajas Rurales y Consejero del Banco Cooperativo, y en el año 2012 se jubiló.

 

Su historia de amor con la gastronomía comenzó en…

Mi relación con la gastronomía ha sido constante, durante mi actividad profesional y también he participado en la obtención de productos como aceite de oliva, hortícolas y ganaderos en la finca familiar. Los viajes me han permitido conocer la gastronomía de nuestras provincias y en especial la malagueña.
Mis primeros pasos con la gastronomía los di en Cantabria, siguiendo con mucho interés el bien hacer en los fogones de la cocinera de la familia, que era una gran conocedora de la cocina cántabra y vasca, le ayudaba al tiempo que aprendía el arte de hacer distintos platos de aquellas regiones. De mi madre aprendí muchos postres y también a cocinar perdices y pavo trufado.

Su plato o comida favorita…
Mis platos preferidos son muchos, pero todos tienen en común la cocina tradicional, me gusta el rabo de toro, chipirones en su tinta, perdices a la cazadora y una fritura malagueña.

Su restaurante de cabecera en Málaga.

Con relación a los restaurantes malagueños, he estado en muchos, y reconozco que han evolucionado para bien. Algunas personas han hecho durante muchos años de trabajo en el sector hostelero una buena labor, buscando los mejores productos unos buenos cocineros y personal competente, y así han creado empresas , son de admirar,
me refiero entre otros a José Gomez con Las Reservas, a Jose Manuel Sanchez con Doña Francisquita y a Adolfo Jaime con el que pase buenos ratos degustando sus menús.

Un cocinero con el que le encantaría compartir fogones y por qué.

Compartiría fogones con los cocineros de los empresarios que he comentado, pero siempre con la presencia de D. Jose, D. José Manuel o D, Adolfo.

Pertenecer a la Academia Gastronómica de Málaga ha supuesto en su vida…

Llego a la Academia jubilado y agradezco a los académicos que se acordaran de mi, es un honor. La Academia gastronómica de Málaga me ha permitido retomar lo que siempre me gustó.

La gastronomía malagueña es…

La gastronomía malagueña es muy buena y es referencia de quien nos visita, contamos con buenos productos del mar y de la tierra, a los que acompaña un buen aceite de oliva, buenos quesos de cabra y unos vinos que han sabido adaptarse a los platos malagueños.

¿Cuál cree es que es el reto pendiente de la cocina y el sector en nuestra provincia?

Tenemos retos por delante para seguir mejorando la cocina malagueña y el sector hostelero, en ello tienen un papel importante las escuelas de hostelería, las que deben ser ayudadas por la administración andaluza. Debemos entender que quien nos visita no sólo viene a comer, sino a que le den un buen servicio con buen ambiente.

Y, a título personal, un sueño (gastronómico) que le quede por cumplir…

Dicen que soy un buen cuchara, hay pocas cosas que no me gusten, mi deseo y mi sueño es poder disfrutar compartiendo buenos momentos gastronómicos con familia y con amigos mientras Dios me mantenga en este paraíso malagueño.

 

Más académicos