En colaboración con :

Bodega Quitapenas

Uno de las bodegas más longevas, con más de 140 años de trayectoria empresarial elaborando vinos de la provincia de Málaga. Una bodega familiar que combina tradición y futuro, consiguiendo así auténticas joyas enológicas y que dio paso a las archiconocidas tabernas Quitapenas de la capital malagueña y cuya historia se remonta al siglo XVII. 
 
Botella quitapenas sobre un racimo de uvas

Su historia

Esta bodega tienes sus orígenes en una tradición vitivinícola que se remonta a 1670,aunque no fue hasta 1825 cuando Ramón Suárez y su esposa María Aguilar heredanunas viñas en Cútar, la Axarquía, dedicándose a la elaboración de vinos y pasas.
 
En 1870, el sobrino de Ramón Suárez, Francisco Suárez Pineda, capataz de la finca la hereda y cuando en 1878 la filoxera se extiende por la Axarquía, se traslada con su familia al Valle de las Viñas de Miraflores del Palo, en Málaga capital. Trasladando también el negocio de vinos y comidas, ubicándose en la calle del Mar. Fundando en 1880 las conocidas Bodegas Quitapenas.
 
Los años hicieron que los arrieros que hacían un alto en esta casa situada en la carretera de Vélez Málaga, dieran nombre a este lugar conocido como las bodegas “que nos quitan las penas”.
 
Su hijo, José Suárez Villalba trasladó la casa de comidas y las bodegas a la calle de Málaga, actualmente avenida Juan Sebastián Elcano, instalando el lagar de pisa de uva y la nave de botas. Allí se elaboraron el Moscatel Extra o Quitapenas, el Montes y el Málaga Lágrima que servían con guisos tradicionales.
 
Ya en 1940 sus hijos Francisco, José y Maximino Suárez Tijeras, inician el embotellado de vinos y la fábrica de licores y aguardientes y en ese mismo años Bodegas Quitapenas entra en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Málaga, a la par que comienzan la expansión abriendo tabernas por toda Málaga.

Emprende su proyecto más personal hasta la fecha convirtiendo el viejo cobertizo del Club Hípico El Pinar de Málaga en un nuevo concepto de venta moderno, La Taberna de Mike Palmer.

Actualmente, las instalaciones vitivinícolas están ubicadas a las afueras de la ciudad y son visitables a través de la oferta de enoturismo que la empresa realiza; y mantienen sus dos tabernas en el centro histórico. Son las míticas: Quitapenas Marín García y Quitapenas Sánchez Pastor. En ambas, además de los vinos de elaboración propia se pueden degustar platos tradicionales mediterráneos y productos de la lonja de Málaga como conchas finas o boquerones, sin olvidar la clásica fritura malagueña.

Galería

Artículos Relacionados

Cronicas1

Cronicas1 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur

Leer más »

Cronicas 2

Cronicas 2 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo. Integer id viverra magna. Etiam

Leer más »

Opinión 2

Cronicas1 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo. Lorem

Leer más »