En colaboración con :

Tortas Locas

Este sencillo y joven pastel, si lo comparamos con la longeva dulcería tradicional, revolucionó hace décadas la confitería malagueña, creando una elaboración que sería reconocida dentro y fuera de la provincia. Se trata de las tortas locas, una milhoja que consta de dos círculos de hojaldres rellenos de crema pastelera, recubierto de un glaseado de yema y coronada con una guinda.

Origen 

Aunque hoy día no hay confitería malagueña que se resista a hacerlas, lo cierto es que la empresa local de Manuel Tejeros es puntera en este dulce ya que fueron ellos los  que lo pusieron de moda. Sin embargo, al contrario de lo que se puede pensar no fueron ellos los creadores sino un jugador de futbol profesional del Málaga, Eduardo Rubio, de quien partió la idea. Según cuenta su gerente a medios locales, el jugador que también era pastelero montó en Málaga una confitería en la que trabajaban sus padres quienes siguieron la tradición.

Peculiaridades

Este dulce revolucionó los paladares malagueños que estaban acostumbrados a recetas más tradicionales de tortas popular y no a cremas y yemas. Hoy día la tortas locas o locas, como habitualmente se las conoce, y que tiene su nombre por la canción de los años 50 ‘A lo loco se vive mejor’ son un imprescindible que ha traspasado fronteras.

Ingredientes y receta

Este imprescindible dulce malagueño con humildes orígenes ha terminado siendo un icono dentro de la confitería tanto dentro como fuera de Málaga. ¡No te lo puedes perder!

Necesitarás:

  • 2 planchas de hojaldre
  • Guindas
  • Para la crema pastelera:
  • 50 gr de mantequilla
  • ½ litro de leche
  • 3 yemas de huevo
  • 125 gr de azúcar
  • 50 gr de harina de maíz
  • Esencia de vainilla o vaina de vainilla
  • Corteza de limón (opcional)
  • Rama de canela
  • Cobertura de yema:
  • 4 yemas de huevo
  • 200 ml de agua
  • 250 gr de azúcar
  • 50 gr de harina de maíz
  • 1 cuchara de café de esencia de vainilla
  • Colorante alimenticio naranja
  • Almíbar:
  • 150 ml de agua
  • 225 gr de azúcar
 
Precalentar el horno a 200 grados mientras estiramos el hojaldre. Hacer círculos con un molde o vaso de un tamaño pequeño. Hornear los círculos sobre papel vegetal hasta que queden dorados colocando encima otra bandeja para que no suba en exceso. Una vez dorados sacar y dejar enfriar sobre una rejilla.
 
Para la crema pastelera, añadimos en un cazo la mantequilla, la leche, la canela y la cáscara de limón hasta que rompa a hervir. Batir las yemas junto al azúcar y la harina
de maíz en un cuenco y añadir a este poco a poco la leche sin parar de remover. Pasar todo al cazo y cocinar al baño maría a fuego lento hasta que espese, sin que rompa a hervir. Dejar enfriar.
 
Para preparar la cobertura de yema batir las yemas con el azúcar y la harina hasta que se mezcle bien. Poner a hervir el agua con el azúcar y mezclar poco a poco las yemas a fuego bajo hasta que espese. Añadir unas gotas de colorante naranja. Dejar enfriar.
 
Por último, para hacer el almíbar poner el agua y el azúcar a fuego medio hasta que éste se disuelva y apartar del fuego.
 
Para montar el dulce coger un círculo, rellenar de crema, cerrar con otro círculo de hojaldre, disponer la cobertura, poner media guinda y pintar con el almíbar. Comer frío.

6 establecimientos donde probar las tortas locas:

  • Obrador Tejeros
  • Torcadul
  • Productos del Castillo Ronda
  • La Alhaurina
  • El Colmenero
  • ​La Antequerana