Balausta

Cocina de autor

Este sofisticado restaurante está en un antiguo palacio andaluz del siglo XVIII en el centro de Málaga, y es la parte gastronómica del hotel el Palacio de Solecio. Se trata de una apuesta por la cultura malagueña actualizada del chef José Carlos García, galardonado con dos Soles Repsol y una Estrella Michelín.

Si el proyecto lo capitanea José Carlos, al frente de los fogones, como jefe de cocina, está Marcos Granados, quien además recibió el Premio Paul Schiff de la Academia de Gastronomía de Málaga como mejor jefe de cocina de la provincia cuando trabajaba en Matiz.

Balausta ofrece dos salones con luz natural y equipados para hasta 50 personas. El salón principal se encuentra en un patio abovedado de unas características arquitectónicas únicas.

El concepto gastronómico de este espacio es un homenaje a la cultura gastronómica tradicional malagueña plasmada de forma vanguardista. Creando propuestas donde el producto local de temporada y los vinos de la región son protagonistas.

Al trabajar con producto de temporada y de proximidad la carta se mueve de forma constante. La parte más malacitana se pueden encontrar en su jamón ibérico de castañas con las que también elaboran sus croquetas; las cigalas a la malagueña con crema de lechuga y vinagre de Jerez reducido con lima; degustación de quesos de cabra con Denominación de Origen Málaga; el caldillo de pintarroja con centollo, hojaldre y patata o paletilla de chivo lechal.

Otros platos de influencia tradicional andaluza que sirven son el arroz meloso con papada y castañuela de cerdo ibérico del Valle del Genal y ajos tiernos con bearnesa de tomillo y tío Pepe; el tartar de atún rojo, gazpachuelo frío de tomates secados al sol y encurtidos o arroz caldoso con carabinero servido en cacerola andaluza.

En los postres estos cocineros no dejan su seña de identidad local teniendo el afamado bienmesabe antequerano; un tocinillo de cielo de mango, caviar de frambuesas, polvo de pasión y gel de albahaca o una crème brûlée de queso curado de cabra malagueña, manzana verde, vainilla, granada y lima.

A la carta habitual se le suman las jornadas gastronómicas que celebran según temporadas como las de caza y setas, en el que se rinde homenaje a sabores de otoño, o navideñas con platos propio de las festividades.

Ese calendario se complementa con experiencias gastronómicas como menú de Vino & Cóctel; la opción de caviar imperial Osetra y champagne Louis Roederer Collection o el desayuno buffet con entrada vip al Museo Picasso.

Más restaurantes